#
estás leyendo...
Familia, Jóvenes

La juventud ¿se hunde?

(c) obviously.mx

Dos casos me llamaron la atención este día:

Uno, un crimen ocurrido en el llamado “Sur profundo” en Mérida Yucatán, cuyo culpable fue un joven de 16 años quien de una certera cuchillada al corazón mató a otro adolescente de 17. Triste pues la razón fue simplemente una venganza de pandillas.

El otro caso ocurrió en el Distrito Federal, donde varios jóvenes, en promedio de 23 años de edad, quienes entraban a robar en viviendas de personas de la tercera edad de las delegaciones Benito Juárez y Álvaro Obregón, fueron detenidos por la Policía de Investigación. Los bautizaron como “La  banda de asalta-viejitos”.

jovencitosEn ambos casos, son jóvenes los que resultan más que perjudicados por sus actitudes delincuenciales. ¿Qué sucede que desde hace varios años en México se han perdido los valores más básicos, comenzando con la vida y terminando con la libertad?

En nuestro país todos los días somos testigos de cómo los que llevan las riendas del gobierno y la economía se ríen de los mexicanos. Es quizás que si valores como la justicia y la honestidad son pisoteados por quienes debieran ser garantes de éstos que los más jóvenes aprenden que es la mejor forma de actuar ante la vida.

O quizás que la educación familiar ha cambiado muchísimo, sea por la tan mentada globalización, sea por la nueva forma de educar según las nuevas normas sociales o bien porque sí, el hecho es que las consecuencias las sufren los de abajo, los hijos, los inexpertos.

El hecho es que cabe una reflexión personal para encontrar una respuesta que nos lleve a una posible solución al problema de la juventud que cae de manera estrepitosa, y conste que no es exclusivo de Yucatán o, en general, México, sino de todo el mundo.

Anuncios

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: